Teoría del error

No a Su Imagen

La teoría gnóstica del error es una de las ideas más sofisticadas nunca concebidas por la mente humana en su intento por entenderse a sí misma. No coloca a los Arcontes como la fuente del error humano, pero indica su influencia intrapsíquica como un factor clave que causa que el error se descontrole, llevándolo más allá de la escala de corrección. El Antropos es un animal de aprendizaje. Para aprender tenemos que ser libres de errar, de cometer errores, pues cuando corregimos nuestros errores avanzamos en el proceso de aprendizaje de una manera única para nuestra especie. Nos desarrollamos precisamente por la extraordinaria amplitud de errores que nos son permitidos. Nos desarrollamos no solo mediante el aprendizaje, como todas las criaturas sensibles, sino especialmente aprendiendo de nuestros errores. La excepcionalmente amplia libertad para el error tipifica la singularidad humana, la ennoia (intencionalidad) inherente a nuestra especie. Pero si permitimos que nuestros errores pasen sin ser detectados y corregidos, mostramos la singularidad de nuestra especie de una manera destructiva, de una forma desviada. La humanidad sola es capaz de una desviación tan grande del plan de vida de Sophia que amenazamos nuestra propia supervivencia, e incluso parece que ponemos en peligro al planeta mismo.