Moral gaiana (continuación)

No a Su Imagen
Capítulo 20: Más allá de la religión

La bondad que viene de forma natural, no dictada por un decreto divino o suscrita por un plan sobrehumano de recompensa y castigo, puede ser inconcebible para mucha gente a estas alturas de la historia. ¿Por qué? Porque la cultura del dominador degrada tanto el espíritu humano que la gente bajo su hechizo no puede creer en ninguna moralidad que no sea dictada desde arriba y ejecutada mediante la dominación. El patriarcado debe primero corromper a aquellos a quienes vaya a convertir a la religión del redentor. Los nativos de Europa no fueron corrompidos con facilidad, así que la campaña para imponer el programa judeocristiano de redención tuvo que ser fortalecida, una y otra vez, a menudo recurriendo a medidas extremadamente brutales. La redención es como la “protección” ofrecida por la Mafia. El sistema que ofrece la expiación del pecado debe asegurarse de que la gente tenga una necesidad desesperada de sus servicios.