Archivos de la categoría Endospique

Yoga del sueño

Hace tiempo que traduje esta poesía de mi estimado amigo John. Ahora vuelvo a ella y no sé por qué pero ahí va:

20. Yoga del sueño
(C.W. Su sueño)

Esta barca que dirijo al lago
no se mueve con la brisa
ni deja estela,
si bien desliza con mordaz soltura.

Pues incluso cuando cierro mis ojos,
este espejo de la mente
en constante autoconocimiento,
se desliza por sus desmembramientos.

Todo el día esta mente libre va a la deriva
sin control ni fin
en total espontaneidad,
socava el juego de la demora.

Llevo los dedos a mis labios
para indicar el descenso del silencio
y entonces en este sueño me deslizo
y sigo donde huyó el sigilo.

El silencio de la muerte, un sueño despierto
impasible al tiempo y las mareas:
esta barca que en lo profundo serpentea
escapa al lago en que navega.

Original: John Lamb Lash, Refuge for the Unbound

Traducción: Rocío Gómez Jiménez.

La biología de la trascendencia 2

Aquí tenéis los apuntes extraídos de mi lectura de la Parte Uno y su prefacio:

PARTE UNO. LA BIOLOGÍA TRASCENDENTE DE LA NATURALEZA. Algunos detalles orgánicos.

PREFACIO A LA PARTE UNO. UNA SAGA DE COMPORTAMIENTO NO GUIADO POR LOS CONFLICTOS

Pag. 13: Descubrí que en cualquier acontecimiento, si desechamos deliberada y voluntariamente la autopreservación, el curso normal de los acontecimientos podría ser revertido, cambiado o modificado. Sigue leyendo La biología de la trascendencia 2

Cuando lo subjetivo predomina

Con el avance de esta cultura tecnológica, donde cualquiera accede a la información que desea con el simple gesto de un dedo, al mismo tiempo se instala en la endopsique (que aflora de un modo ordinario al comportamiento de los individuos) una nueva forma de relacionarnos. El exceso de datos, asilados y sin contraste, puede hacernos creer que estamos bien informados y, por tanto, es posible que nos sintamos tentados a opinar de cualquier cuestión y en cualquier circunstancia; todo esto con absoluta tranquilidad y sin ser conscientes de nuestra ignorancia.

Sigue leyendo Cuando lo subjetivo predomina

Llega la primavera 2017

Hace ya algunos días que hemos visto las primeras flores de los almendros que están enfrente de casa. La primera variedad de almendro tiene unas preciosas flores blancas y las que vendrán después las veremos de un rosa delicado.

A falta solo de 19 días para que entre la primavera gaiana (el 4 de febrero) ya estamos disfrutando de su llegada. Un juego: ¿cuándo florecerán las delicadas flores rosas de los almendros compañeros del de abajo?

Sigue leyendo Llega la primavera 2017

Cuando las tinieblas nos sorprenden

Es fácil caer en un estado de enganche cuando un acontecimiento concreto nos sorprende, sobre todo si es desagradable y duele por algo en concreto. Es fácil encontrar justificaciones que traigan consuelo a nuestro dolor, provocado por el patrón de normas que utilizamos en esta sociedad tan desviada de lo natural. Incluso, en ocasiones, vivimos acontecimientos que nos llevan a experimentar ese estado de consuelo demasiado tiempo.

enganche Sigue leyendo Cuando las tinieblas nos sorprenden

La revolución sexual

Hace unos días terminé de leer este libro, La revolución sexual de Wilhelm Reich. Si bien todo el libro es un tratado científico que desarrolla datos y más datos sobre las condiciones de la economía sexual o la ausencia de economía sexual en la sociedad, esta obra de Reich toca en lo más profundo las raíces del caos de la vida social del siglo XX y merece especial mención el último capítulo (que añado a continuación por si queréis quedaros con la esencia del libro) donde Reich arroja los fundamentos para una sociedad sexualmente más libre y sana.

Reich con su hijo

He señalado en negrita quizás los párrafos donde identifico las ideas clave que, para mí, resuelven gran parte de los conflictos sexuales-vitales que hacen de nuestra vida en sociedad una prisión de la que solo queda el anhelo por escapar. Y Reich muestra la llave al menos para abrir nuestras mentes a una salida de esa prisión.

Desde Metahistoria, recomendamos ferviertemente no solo la lectura, sino la puesta en práctica a modo experimental de las ideas de Reich. La trascendencia de los antiguos paradigmas no solamente se puede hacer mediante la trascendencia de las ideas, eso sería un trabajo intelectualmente limitante del que ya estamos hartos y que abunda de más en las nuevas corrientes de la Nueva Era. Si el cuerpo no sigue a la trascendencia intelectual, seguiremos encerrados en los confines de nuestro narcisismo ideológico y nada de lo que Reich dice se podrá realizar mediante la acción. A un buen pensamiento le ha de seguir una buena acción guiada por un buen sentimiento (y utilizo “bueno” en el sentido de eficaz). Las ideas aisladas solo son nubes vacías que flotan en la autoobsesión por la glorificación de uno mismo, ni más ni menos.

RG sintonizando con Miss Piggy (Vajrayogini), julio 2016 Sigue leyendo La revolución sexual

La normalización de la excepción

Una de las armas del jcibu es usar la excepción como regla general, con el único objetivo de acosar y derribar a la mayoría. Una infracción, que todo el mundo ve como real y cometida por un porcentaje muy limitado de la población, es magnificada por las autoridades con el único objetivo de crear una norma que a todos nos apriete. Por ejemplo, es cierto que el alcohol modifica la percección y puede que nos despiste en la conducción y también es cierto que existe una pandilla de energúmenos irresponsables que además de conducir, andan, comen, respiran, se relacionan y malviven con una gran cantidad de alcohol en sus venas de un modo cotidiano. Pero si consideramos que el porcentaje de esos personajes es muy limitado, se puede apreciar que no representan a la sociedad en general y que por tanto es un asunto aislado sobre el que habría que tomar medidas aisladas.

Excepción Sigue leyendo La normalización de la excepción

Ignorancia, maldita compañera

Antes de nada conviene investigar la etimología de la palabra ignorancia, no vaya a ser que se nos haya desviado tanto que la usemos de un modo contrario. Pues si miramos aquí vemos que no, que es exactamente lo que pensamos: “cualidad del que no tiene conocimiento”. Pues está claro, es eso que conocemos muy bien. Mirando más abajo en el enlace anterior, nos preguntan por la diferencia entre ignoranciaapatía. Yo diría que en la actualidad, y cada vez con más frecuencia, la ignorancia se ha unido a la apatía, es decir, “la cualidad del que no tiene conocimiento ni quiere tenerlo”. La ignorancia del final del Kali Yuga es tal que además quiere, a través de la mofa y otros mecanismos, que todos seamos ignorantes. El ignorante ama su ignorancia y desea que se convierta en una verdadera plaga, que de hecho así está sucediendo. No es necesario argumentar que ésa es la trama del jcibu: nos dan un libro y nos dicen que no hay más, que todo el conocimiento está ahí. De hecho el primer versículo del Corán dice algo como “Este es el libro del que no hay duda”, dependiendo de la traducción que se elija.

Ignorancia Sigue leyendo Ignorancia, maldita compañera

La Regla de los Signos en la ética gaiana

La Regla de los Signos es un método que se usa para la multiplicación de los números enteros (los números naturales positivos y los negativos). Dice que cuando multiplicas dos números con el mismo signo el resultado es positivo y cuando lo haces con dos números de distinto signo el resultado es negativo.

Hoy, hablando con RG, hemos visto que se puede aplicar a la mentira. Si asignamos no mentir con el signo positivo (+) y mentir con el signo negativo (–) podríamos aplicar, con muy buenos resultados, la Regla de los Signos a la mentira. Esto es:­

  • No mentir (+) al que no me miente (+) es positivo.
  • Mentir (–) al que me miente (–) es positivo.
  • Mentir (–) al que no miente (+) es negativo.
  • No mentir (+) al que me miente (–) es negativo.

regla-de-los-signos Sigue leyendo La Regla de los Signos en la ética gaiana

Elixir del corazón

Existe un mecanismo natural que, bien afinado, es una auténtica maravilla.

Sucede que durante el día nos llegan muchas imágenes. Lo normal es que se ajusten a lo que hacemos de un modo rutinario todos los días, de modo automático, pero hay otras que suelen ser aquellas creadas por nosotros desde el anhelo, desde la escasez.

Normalmente, éstas últimas suelen venir de aquellas necesidades naturales no satisfechas, enquistadas en lo más íntimo de nuestra existencia. Esto nos puede ocasionar muchos conflictos internos y, por ende, con todo lo que nos rodea, pero, si se consigue afinar lo suficiente, esas mismas imágenes se transforman mágicamente de tal modo que nos llevan inevitablemente a las ganas de vivir. ¡Esas imágenes se curan durante la noche!

Luis Royo c
Dibujo de Luis Royo

JM TK

Las preguntas que nos definen

Dime qué te preguntas te haces y te diré quién eres.

Es cierto que lo que somos (lo que pensamos, lo que hacemos e incluso lo que sentimos) viene condicionado por las preguntas que nos hemos hecho desde nuestra infancia. Veo cómo esas preguntas, en cada uno de nosotros, circundan alrededor de ciertos temas “favoritos”. Es como que algo nos empuja a cada uno a hacernos unas preguntas concretas relacionadas con uno o varios temas, y al otro le llaman otro tipo de preguntas. Para mí esas preguntas tienen mucho que ver con los talentos innatos de cada animal humano. Cada uno de nosotros disfrutamos de un impresionante bagaje que mostrar a los demás directamente condicionado por aquellas cuestiones que hemos manejado en nuestra psique particular.

Preguntas Sigue leyendo Las preguntas que nos definen

Dos preguntas dobles y un regalo

Desde aquí quiero proponer un juego como ejemplo de la fractalidad de Lila, el juego cósmico, la dinámica de la vida.

Cuando el deseo hace presencia se manifiesta con una necesidad imperiosa de comer.

¿Cómo se come a una mujer? Si reflexionamos la pregunta por un momento nos traerá cierta información de la endopsique, ¿verdad? Ahora viene la segunda pregunta: ¿Cómo se come una mujer sin comerle el yoni? Sin comentarios, que cada uno saque sus conclusiones.

Después de este juego inicial viene el segundo: ¿Cómo se come a un hombre? Tic, tac, tic, tac,… ¿Hay más claridad en la respuesta después de las dos primeras preguntas? ¿Es necesario formular la que sería la segunda pregunta de este bloque? ¡Aquí hay un regalo!

Yves PIRES a
Escultura de Yves Pires

JM TK

Impulso vs. inexistencia

Me gusta imaginar que en el animal humano existen varios tipos de impulsos: por un lado están los actos reflejos,  un fantástico mecanismo muy útil para realizar algunas tareas sin pensar y además de un modo instantáneo; por otro lado disponemos de otros impulsos que nos guían a esos lugares desconocidos donde quedamos expuestos; la transparencia nos lanza allí, a ese lugar. Éstos no son tan rápidos como los primeros, pero sí igualmente inevitables, no podemos tomar decisiones sobre ellos.

Solamente dos preguntas:

  • ¿El deseo sexual es un impulso?
  • Si es así, ¿qué daño ha sufrido el animal humano para estar empeñado en impedir una cuestión inevitable?

Impulso sexual
Tango: Dibujo de Loui Jover

JM TK

¡Nadie es prescindible!

La mezquindad de esta mierda de sistema, basado en los principios morales del jcibu, es de tal calibre que existe un meme en la endopsique que nos dice que nadie es imprescindible. Pues esta tarde aprovecho para mandar un brindis de ira a ese aparato institucional encargado de hacer “real” lo irreal. Nos hipnotizan y nos han hipnotizado (PNL) durante milenios con el único objetivo de convertirnos en esclavos de una pequeña pandilla de psicópatas dispersa por todo el mundo y en todas las grandes religiones. Me remito a una pequeña prueba:

“Está prohibido prestar a los no judios sin usura”.
(Talmud Sanhedrin, fol. 76, c. 2). (1)

¡Nadie es prescindible! Todos tenemos unos talentos únicos que son absolutamente necesarios para el apoyo mutuo (2). Todo aquél que se autoseleccione para realizar hechos concretos (no “buenas intenciones”), encaminados a la mejora del buen vivir en este planeta, es absolutamente imprescindible. A mí me gusta verlos como héroes abocados a una tarea inmensa extremadamente inteligente, empática con este planeta que nos permite respirar.

Si algo puedo decir desde aquí es que contamos con la mejor de las ayudas: Gaia. La interactividad con la Diosa de la Sabiduría que mora en este precioso planeta es fundamental, es un camino místico experimental lúdico. ¡A Sophia le encanta aquello que nos encanta!

No hay prisa. ¡Que el deseo sea nuestro alimento, el placer su materialización y el amor nuestro guía natural e infalible! (3)

Lokman Lam a
Dibujo de Lokman Lam

Sigue leyendo ¡Nadie es prescindible!