Archivos de la categoría Memoria

Artículos de recuperación de la memoria sexual ancestral.

Yoga del sueño

Hace tiempo que traduje esta poesía de mi estimado amigo John. Ahora vuelvo a ella y no sé por qué pero ahí va:

20. Yoga del sueño
(C.W. Su sueño)

Esta barca que dirijo al lago
no se mueve con la brisa
ni deja estela,
si bien desliza con mordaz soltura.

Pues incluso cuando cierro mis ojos,
este espejo de la mente
en constante autoconocimiento,
se desliza por sus desmembramientos.

Todo el día esta mente libre va a la deriva
sin control ni fin
en total espontaneidad,
socava el juego de la demora.

Llevo los dedos a mis labios
para indicar el descenso del silencio
y entonces en este sueño me deslizo
y sigo donde huyó el sigilo.

El silencio de la muerte, un sueño despierto
impasible al tiempo y las mareas:
esta barca que en lo profundo serpentea
escapa al lago en que navega.

Original: John Lamb Lash, Refuge for the Unbound

Traducción: Rocío Gómez Jiménez.

La biología de la trascendencia 2

Aquí tenéis los apuntes extraídos de mi lectura de la Parte Uno y su prefacio:

PARTE UNO. LA BIOLOGÍA TRASCENDENTE DE LA NATURALEZA. Algunos detalles orgánicos.

PREFACIO A LA PARTE UNO. UNA SAGA DE COMPORTAMIENTO NO GUIADO POR LOS CONFLICTOS

Pag. 13: Descubrí que en cualquier acontecimiento, si desechamos deliberada y voluntariamente la autopreservación, el curso normal de los acontecimientos podría ser revertido, cambiado o modificado. Sigue leyendo La biología de la trascendencia 2

En la sociedad primitiva 7/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 8
La pubertad

A una edad que varía con el clima y la raza y que se extiende entre los nueve y los quince años aproximadamente, el niño entra en la pubertad. Porque la pubertad no es ni un instante ni un cambio repentino sino un periodo más o menos prolongado de desarrollo, durante el cual el aparato sexual, el sistema de secreción interno en su totalidad y el organismo en general se readapta totalmente. No podemos considerar a la pubertad como conditio sine qua non del interés sexual ni tampoco de las actividades sexuales, puesto que las niñas no-núbiles puede copular y se sabe que hay varones inmaduros que tienen erecciones y practican immissio penis. Pero indudablemente el periodo de la pubertad debe considerarse como el mojón más importante en la historia sexual del individuo.

Malinowski en Melanesia 7 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 7/7

Piotr Kropotkin y la visión honesta

Ya hace algún tiempo que me encontré con Piotr Kropotkin. Creo que fue en noviembre de 2015, durante el curso de Celestics: el arte de la astronomía forense que impartió JLL.

Desde entonces he leído algunos de sus libros y siempre me he quedado impresionado por su exquisita visión de hace más de un siglo. Aprecio con verdadero deleite a aquellos hombres y mujeres que se atrevieron a darnos su visión honesta de toda expresión viva y en todos sus ámbitos. En el caso particular de Kropotkin, su visión enmarca al animal humano dentro de la naturaleza, como cualquier otro animal que es capaz de autorregularse dentro de su entorno, sin la necesidad de leyes capciosas e interesadas que hacen que unos pocos gocen de todos los privilegios, mientras los muchos tienen cada vez menos.
Sigue leyendo Piotr Kropotkin y la visión honesta

La fuerza gnóstica

Hace un año, durante este mismo turno de KaliMa, escribí esto:

“En el siglo XXI, existe una tribu dispersa por todo el planeta, una tribu descendiente de aquellos gnósticos que murieron en el pasado remoto en manos del nuevo orden mundial decretado por el surgimiento del cristianismo. Es una tribu que se reconoce y se busca, que desea encontrarse para recordar la historia que ama. Visionarios con poderes asombrosos, capaces de hacer frente a los psicópatas que siempre han intentado extinguirlos en el pasado y en el presente”.

Sigue leyendo La fuerza gnóstica

En la sociedad primitiva 6/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 7
La sexualidad en la última etapa de la infancia

Pasamos ahora al problema de la vida sexual en el tercer periodo, la niñez tardía, como podríamos llamarla, que acaba la etapa de juego y el movimiento libres, y se extiende desde los cinco o seis años hasta la pubertad.

Malinowski en Melanesia 6 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 6/7

En la sociedad primitiva 5/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 6
El aprendizaje de la vida

Entramos ahora en la tercera etapa de la niñez, comprendida entre los cinco y los siete años. En este periodo el niño empieza a sentirse independiente, a inventar sus propios juegos, a buscar compinches de la misma edad, con quienes tiende a vagabundear sin las trabas impuestas por los adultos. Esta es la época en que el juego pasa a ser una ocupación más definitiva y un interés vital más serio.

Malinowski en Melanesia 5 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 5/7

En la sociedad primitiva 4/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 5
La sexualidad infantil

En la segunda etapa de la niñez que consideramos ahora y que de acuerdo con mi esquema es la comprendida entre los cuatro y los seis años, lo “indecente” gira alrededor de las funciones excretoras, del exhibicionismo y del los juegos mezclados con explosiones obscenas, frecuentemente unidos a manifestaciones de crueldad. El niño apenas diferencia los sexos y tiene poco interés en el acto de la reproducción.

Malinowski en Melanesia 4 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 4/7

En la sociedad primitiva 3/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 4
Paternidad en el derecho materno

El rol del padre melanesio en esta etapa [desde el nacimiento hasta el destete] es muy diferente del rol del patriarca europeo. En los capítulos anteriores esbocé su posición social de marido y padre (muy distinta de la europea), y el papel que desempeña en el hogar. No es el jefe de familia, no transmite el linaje a sus hijos, ni es el principal proveedor de alimentos. Esto transforma radicalmente sus derechos legales y su actitud personal hacia su esposa. Un hombre trobriandés rara vez pelea con su mujer, casi nunca intenta maltratarla, y jamás puede ejercer una tiranía permanente. Incluso la ley y la usanza nativas no consideran la cohabitación sexual como deber de la mujer y privilegio del marido, como ocurre en nuestra sociedad. Los nativos trobriandeses asumen el punto de vista tradicional según el cual el marido está en deuda con su mujer por sus servicios sexuales y debe merecerlos y pagar por ellos. Una de las formas -en realidad la principal- de cumplir este deber es atender a sus hijos y demostrarles afecto. Hay muchos dichos nativos referidos a estos principios que constituyen una especie de folklore libre. En la influencia del hijo, el marido fue la niñera, tierna y cariñosa; luego, en la niñez temprana, juega con él, lo lleva consigo y le enseña todos aquellos juegos y entretenimientos que puedan antojársele al niño.

Malinowski en Melanesia 3 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 3/7

Cultura, represión y humanidad

Uno de los punto fuertes y sorprendentes que me encontré leyendo Sexo y represión en la sociedad primitiva de Bronislaw Malinowski es que muestra cómo la humanidad, en todos sus momentos y desde su nacimiento, va ligada a la cultura. Es decir, no hay humanidad sin cultura y viceversa. Además, él muestra de un modo muy elegante, y aquí está lo bueno, que la cultura supone la represión de los instintos animales de un modo ventajoso para toda la comunidad en la que el animal humano se desarrolla.

Dos entornos Sigue leyendo Cultura, represión y humanidad

En la sociedad primitiva 2/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 3
La primera etapa del drama familiar

Este vínculo se basa principalmente en el hecho biológico de que los mamíferos pequeños no pueden vivir sin ayuda y es así como la especie depende para su supervivencia de uno de los instintos más fuertes: el del amor materno.

Malinowski en Melanesia 2 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 2/7

En la sociedad primitiva 1/7

De la Primera parte del libro Sexo y represión en la sociedad primitiva

Branislaw Malinowski

Capítulo 2
La familia en el derecho paterno y en el derecho materno

Estos nativos son matrilineales, es decir, viven en un orden social en el cual el parentesco se reconoce solamente a través de la madre, y la sucesión y la herencia descienden por vía femenina. Esto significa que el varón o la niña pertenecen a la familia, clan o comunidad de la madre: el varón hereda la posición social y las dignidades del hermano de la madre; el niño hereda las posesiones de su tío o tía maternos, y no las de su padre.

Malinowski en Melanesia 1 Sigue leyendo En la sociedad primitiva 1/7

Bronislaw Malinowski y su legado antropológico

Yendo directamente a la Wikipedia, Malinowski nació en Cracovia, en el antiguo Imperio austrohúngaro, el 7 de abril de 1884 y murió en Connecticut el 16 de mayo de 1942 por un ataque cardiaco. Fue el refundador de la antropología social británica a partir de su renovación metodológica basada en la experiencia personal del trabajo de campo y en la consideración funcional de la cultura.

Malinowski, Bronislaw Sigue leyendo Bronislaw Malinowski y su legado antropológico